-->

Tiempo de Despertar

Todo lo aqui escrito es de la autoria de Alfonso Guerrero para MokshaTime®. Puedes hacer uso de esto siempre y cuando cites a su autor y su página. Gracias

miércoles, 31 de julio de 2013

jueves, 25 de julio de 2013

Lección 100.

Lección 100. No saber escuchar

La pregunta más frecuente que me hacen es: "¿Cómo escucho a mis ángeles o guías espirituales?

A continuación explico varias cosas que hacen que entorpezcas la comunicación.

1) Creer que yo sé como se van a comunicar conmigo. 
    Ejemplo: verlos frente a mí, o escuchar una voz que me conteste. Permítete ser sorprendido por el mundo espiritual, ellos tienen formas mucho más creativas de comunicarse que las que tú imaginas.

2) Forzar que las respuestas sean las que yo quiero. De las cosas que más bloquean el "escuchar" al mundo espiritual es creer que yo sé como deben ser las cosas, en qué tiempo y en qué forma. Te pregunto, ¿Acaso eso no sería arrogancia? ¿Para qué pides guía si en realidad tú crees que sabes la respuesta?

3) El querer intervenir en la vida de los demás creyendo que yo sé que les conviene para ser felices o dejar de sufrir. La realidad es que no tienes idea por qué alguien está viviendo una experiencia. No tienes idea si esa enfermedad o enojo o lo que sea, traerá una bendición no solo para esa persona, sino también para su entorno.

4) La negación del mensaje. La gran mayoría de las personas se comunica con el mundo espiritual, pero como creen que es su imaginación o una casualidad, deciden ignorar el mensaje y tiempo después dicen: "Lo sabía y no hice caso."

5) El aferrarse a sufrir. Mientras te mantengas con una mente que cree que no puede, que todo lo malo le pasa y que es la eterna víctima, lo que atraes es más caos en tu vida. 
   Ejemplo. Si digo que no escucho al mundo espiritual,  sufro, y ahora también soy víctima del mundo espiritual porque no se comunica conmigo como yo quiero que sea.

6) Exceso de control. Permítete vivir, ser sorprendido y ser flexible, verás como al soltar el control la guía es clara.

Ahora es tiempo de escuchar y dejarse guiar. Es Tiempo de Despertar®.

"El que escucha sin prestar atención al mensaje, solo perpetúa su sufrimiento." +Alfonso Guerrero 


martes, 23 de julio de 2013


Cada persona concibe su realidad de forma distinta. No existe nadie que piense exactamente igual que otra persona. Tomando eso en cuenta, es ilógico aferrarse a que lo que tú percibes es lo correcto, ¿cierto?

Entonces, ¿por qué te aferras tanto a tener la razón? incluso haciéndote la víctima de otros.
Hoy trata de fluir y deja de controlar y dirigir todo en tu entorno. Verás como la vida es más sencilla de lo que has creído.
¡Bendiciones!

sábado, 13 de julio de 2013

Lección 99

Lección 99. El miedo a triunfar creyendo que triunfas.

¿Cuántas veces te ha ocurrido que te da miedo salir de tu zona de confort?
¿Cuántas veces te has enterado de personas que le copian o plagian el trabajo a otras?
¿Cuántas veces has percibido que la gente busca aceptación por medio de sus títulos, referencias o "amistades", o dinero que tienen?
¿Y esto de qué sirve?

Esto lo único que hace es que la gente viva con miedo a mostrarse como realmente es. Miedo a darse cuenta que sin su dinero no es nada, que sin sus amistades no es nada, que sin sus estudios no es nada, que sin su trabajo no es nada, que sin la aceptación de los demás no es nada, que sin su familia "perfecta" no es nada; y que si se quedara sin todo eso sería un fracaso.
Pero hay algo muy importante a considerar, ya ERES todo, sin necesidad de añadirte algo más. Sólo que tu mente egoica no está tan de acuerdo con eso y busca ser "especial" de muchas maneras distintas. 
Una de esas maneras de buscar ser especial es parecerse a alguien más. Por ejemplo: con operaciones estéticas, con hacer actividades iguales, con estudiar lo mismo, con trabajar en lo mismo, con enseñar lo mismo, con tratar de hacer tanto dinero como la otra persona.
¿No te das cuenta que al hacer eso te estás metiendo en una cárcel? Una cárcel de competencia, una cárcel de comparación, una cárcel de exigencia, una cárcel de deshonestidad contigo mismo. ¿Es acaso eso lo que quieres para ti y para tu vida? 
¿Es acaso esa la manera en la que quieres escribir los capítulos de tu vida?
¿Es acaso que así serás feliz?
¿Es acaso que así serás libre?

No lo creo...
Es momento de que sueltes lo que crees que eres para reconocer tu verdadera esencia. La esencia de Dios en ti. Dios no tiene copias, Dios ES, así como tu ERES. Atrévete a ser tú, sal de esa pequeña percepción que tienes de ti mismo. Sal y atrévete a ver todo lo que hay para ti. Sal y muestra tu esencia al mundo, no la esencia copiada de alguien más.

"Aquél que decide reconocer a Dios en su interior, entiende que su misión es servir, no competir." +Alfonso Guerrero 




viernes, 12 de julio de 2013

miércoles, 10 de julio de 2013

Si sólo alcanzas a ver lo que tus ojos te muestran; ¿Por qué crees que puedes juzgar a otro?



martes, 9 de julio de 2013

Siempre corriendo sin darte cuenta de lo bendecido que ya eres, creyendo que necesitas conseguir más y más. ¿Y todo para qué? ¿Para qué te sirve correr y no disfrutar el camino?

lunes, 8 de julio de 2013

En tu vida no hay límite alguno,  sólo los que tu mente se ha dedicado a crear basándose en el miedo. 
¡Atrévete a confrontarlo hoy y VIVIR en LIBERTAD!









viernes, 5 de julio de 2013

Lección 98

Lección 98. Hacerte menos

¿De cuántas maneras continuas haciéndote menos una y otra vez...?

Hacerte menos al no hacer que tu voz se escuche.
Hacerte menos al dejarte en último lugar.
Hacerte menos al no creer que mereces lo que tanto añoras.
Hacerte menos al aferrarte a migajas de pan, cuando podrías tener el pan completo. (Al decir pan, me refiero al amor.)
Hacerte menos al creer que debes de permaneces en un lugar, en una relación, por miedo a no encontrar lo que estás pidiendo, con ello prefieres conformarte con ese escenario que no te trae paz.
Hacerte menos al creer que tú puedes cambiar a alguien, esa decisión es solamente de esa persona y no de ti. Nadie puede cambiar si no lo quiere, si no se atreve.

Y continuas haciéndote menos una y otra vez al dudar, al dudar de la guía, al dudar de ti, al dudar de tu intuición, al dudar del futuro.

En la relación de pareja muchos intentos has realizado tratado de salir de la forma en la que se está dando. Sin embargo una y otra vez regresas a ese mismo escenario pues una parte de ti sigue creyendo que no puede cambiar... y si puede cambiar, cambiará cuando tú decididamente cambies. Cuando tú puedas expresar de forma clara tus deseos, tus sueños, tus anhelos, tus necesidades. Cuando el otro decididamente quiera escuchar, complacer y apoyar en la medida de sus posibilidades, tanto físicas, como emocionales y mentales, será cuando el cambio realmente se dé, cuando se dé en pareja. 

Deja de hacerte menos, deja de mendigar amor, deja de aceptar lo que no te hace feliz y no te trae paz.

"Aquel que sabe darse su lugar deja de sufrir porque otros lo traten de hacer menos." +Alfonso Guerrero




miércoles, 3 de julio de 2013

Lección 97

Lección 97. Vaciando tu mente para poder descansar.

Te pregunto:
¿Cuántas veces te ha ocurrido que no puedes dormir?  o
¿Duermes pero no descansas?  o
¿Sientes muchas ansias durante el día?  o
¿Tienes muchos pendientes y por más que intentas resolverlos no terminas de hacerlo, es como si siempre hubiera uno nuevo?

Bueno pues todo eso se debe a que hay algo dentro de ti que te está exigiendo ser de cierta manera, por lo general esa idea es de perfeccionismo. De esforzarte para conseguir lo que te has puesto como metas o para alcanzar todas esas expectativas que has estado pensando desde hace mucho, mucho, tiempo. 

Hoy te comparto un ejercicio para poder dormir, para poder descansar, incluso para poder dejar de medicarte para conciliar el sueño, si leíste bien... Dejar de medicarte.

Antes de dormir, cuando estés ya acostado, realiza lo siguiente:
1) Visualiza frente a ti un gran contenedor, como de basura, grande, grande.
2) Visualiza que estas sentado o parado frente a ese gran contenedor.
3) Visualiza que en una de tus manos pones un block de hojas y en la otra algo con que escribir.
4) En cada hoja escribe en grande un pendiente que tengas, un problema o algo que quieras soltar, por ejemplo una emoción, algo que te drena, te preocupa o te angustia.
5) Cada que termines de escribir algo, has bola la hoja y aviéntala al contenedor.
6) Escribe y no pares de escribir hasta que ya no recuerdes otra cosa adicional que quieras aventar a ese contenedor. Al menos deberías de escribir mas de 25 cosas. 
7) Ahora que has dejado todo en ese contenedor pídele a tus ángeles que se lleven ese contenedor y te ayuden a resolver y ver con claridad todo lo que en el hay. (Si mas adelante recuerdas algo, no te preocupes, puedes siempre que quieras aventar una nueva hoja a ese gran contenedor.)
8) Tus ángeles se llevan ese gran contenedor.
Respira profundamente... inhala... sostén el aire...3...2...1... exhala...  repite esta respiración 3 veces y que tengas dulces sueños...

"Aquel que no descansa por preocupaciones, es porque en realidad escapa de lo mas importante, voltearse a ver a si mismo." +Alfonso Guerrero 







martes, 2 de julio de 2013

Lección 96

Lección 96. El miedo al error.

Muchas veces ocurre que aunque sueltas las situaciones en manos de tus ángeles, guías espirituales, Dios o el universo, tiempo después empiezas a sentir ansias de querer saber si lo que estás percibiendo es lo real o correcto en determinada situación, o si en realidad lo que percibes es lo que tú quieres ver, es decir, crees que pudieras estar manipulando tu percepción para que encaje con lo que quieres ver, experimentar o sentir. Al tener esa confusión invariablemente llega el miedo y la desesperación.

¿Qué hacer cuando tienes esas ansias y no alcanzas a ver con claridad la situación?
1. Detente, basta con hacerlo un par de minutos.
2. Respira, profundamente sin prisa y al menos 3 veces conteniendo el aire entre cada inhalación y exhalación. 
3. Observa con atención y pausadamente a tu alrededor, puedes también observar las palmas de tus manos.
4. Pon la situación en manos de lo que creas (de tus ángeles, guías espirituales, Dios, el universo, etc.) Si ya lo habías hecho con anterioridad vuelve a hacerlo en este momento.
5. Deja de querer controlar el resultado.
6. Suelta y confía que todo será acomodado de manera perfecta.

La vida no fue hecha para controlarla o para tener todo ordenado, la vida por si misma es cambiante, es flexible, es perfecta. No hace falta que tu quieras hacerla mas perfecta, pues al esforzarte por ordenar todas las piezas lo único que ocasionas es que haya un exceso de peso en ti. Por más que quieras controlarla para adecuarla a tu forma de pensar, te darás cuenta de que esto no es posible. Por más que quieras conocer el futuro de algo, te darás cuenta que siempre puede cambiar. 
Si el ansia sigue en ti es porque no has atendido el tema control. Mi recomendación, llévalo a terapia.

"Atreverte a realizar cosas, a abrir tu corazón y a expandir tu mente, es parte de la vida.  Quien no se atreve a experimentar, solo vive una vida plana, llena de lastres mentales llamados juicios." +Alfonso Guerrero 

¿Te atreves a dejarte guiar y experimentar lo que es vivir sin controlar las variables o prefieres seguir esforzándote por tener una vida perfecta llena de exigencias?